viernes, 12 de septiembre de 2008

COSTUMBRES Y TRABAJO

Lo que expreso a continuación son las sensaciones y pensamientos que me invaden después de vivir en Japón y a través de lo poco que conozco de su lengua y su cultura. Vamos, que son opiniones personales. Una de las cosas que más me gusta de Japón es lo educada que es la gente por regla general. También la organización y la seguridad que se respira. ¡Ah! y la puntualidad. El trato que se dispensa al cliente en las tiendas, restaurantes y establecimientos públicos suele ser exquisito .Aunque tengo muchos amig@s, incluso japoneses, que opinan que aquí se pasan, pero personalmente yo prefiero este extremo al otro. Los japoneses son bastante hospitalarios y también aprecio el esfuerzo y el interés que habitualmente emplean al realizar cualquier tipo de trabajo, hasta el que pueda parecer el más sencillo. También es destacable el sentimiento de grupo y de pertenencia a la empresa. Son bastante perfeccionistas para todo y dan mucha importancia a seguir los pasos establecidos para llegar a un objetivo. A veces es todo muy lentoooooooo y en ocasiones las cosas se suelen complicar bastante cuando aparecen problemas inesperados por la falta capacidad de improvisación. Para los extranjeros es muy complicado llegar a comprender todo el sistema de jerarquías y protocolos. Empezando por los términos本音[Honne] y 建前 [Tatemae].
Tatemae 建前 (la fachada ante el otro , la cara exterior, lo políticamente correcto) para no herir los sentimientos del prójimo y honmae本音 (las intenciones reales, sentimientos, la voz auténtica). En la sociedad japonesa es muy importante evitar cualquier tiempo de enfrentamiento con otras personas aún a costa de tragarte lo que realmente estás pensando. Mucha gente lo llama hipocresía pero en Japón es un concepto que se inculca desde la niñez. ¿Qué os parece a vosotros?. Por ejemplo, rara vez os contestarán directamente con la palabra no, existen otras fórmulas que significan lo mismo pero sin mencionar esa palabra. Cómo la consabida “chotto” que si buscamos en el diccionario la traducirá como “un momento, un poco”. Otro valor importante dentro de la sociedad japonesa es la humildad, no es muy recomendable ir tirándose el “moco” por todo, por muy bueno que uno sea en algo. Debido a todas estás complicadas normas y a las diferencias culturales a veces nos encontramos con un montón de expresiones hechas y maneras de hablar que hacen a veces muy difícil saber que es lo que nos está diciendo realmente el japonés en cuestión.O a veces con la dificultad de traducirlo y no “herir sensibilidades” de ninguna de las dos partes, cuando somos el puente entre las dos partes: la japonesa y la española. Eso sin meternos en los diferentes tipos de lenguaje (lenguaje honorífico, lenguaje cortés, lenguaje para echarle de comer al perro o tratar con tu familia……..En fin, que se me empieza a ir el tema de las manos) A la conclusión que llegó es que es muy interesante tener la suerte de estar entre dos aguas, es muy enriquecedor y ambos podemos aprender mucho los unos de los otros.^_^

1 comentario:

flamio dijo...

A mi muchas veces me abruma el tratamiento que recibo en Japón, pero para nada me gustaría que eso cambiara, por otro lado, y como he comentado en el post anterior, con um mínimo de capacidad de adaptación y de conocimiento de la cultura japonesa no debe haber problema en lidiar con esas cosas del dia a dia que en definitiva son las importantes cuando vives y trabajas en otro país.
Conociéndote aún poco, se que todo va a ir de escándalo en Osaka para ti. ¡Cuentanoslo todo!